Redactar para la web: ¿cuál debe ser la extensión ideal de los textos?

0
Redactar para la web


En el ambiente online, las opiniones sobre este tema son cruzadas. He leído muchas y nadie se pone de acuerdo para definir los criterios de longitud de los textos. 

Quien escribe para la web normalmente se guía por criterios que le son útiles para ordenar la extensión de los textos, ya sea total o parcialmente. 

Algunas investigaciones que fueron realizadas por expertos en el tema llegaron a la conclusión de que es mejor escribir textos breves para evitar que los lectores pasen mucho tiempo frente a las pantallas de las computadoras. Como ya es sabido, estos dispositivos dañan la vista de los usuarios. 

A estos estudios hay que sumar el que llevó adelante Eyetrack II; después de su investigación empezaron a recomendar que los redactores apelen a textos cortos pues son más leídos que los de mayor extensión.


En la redacción web, ¿cuándo un texto es considerado largo y cuándo corto? 


Algunos autores sugieren guiarse por el número de palabras que los lectores llegan a leer por cada pantallazo. Uno de estos autores fue Crawford Kilian, quien escribió el libro Writing for the web, Este autor recomienda dividir la información en segmentos. Estos no deben superar las 100 palabras. Ese grupo de palabras deberán ser visibles de un pantallazo.

Otro autor a tener en cuenta es Jacob Nielsen. Sus recomendaciones son muy interesantes y a muchos les sirvió de guía a la hora de redactar. Este autor recomienda escribir "no más del 50 por ciento de lo que hubiera empleado para decir lo mismo en una publicación impresa".

En su artículo llamado Long Vs Short Articles As Content Strategy, Nielsen dejó un parámetro para dividir los textos largos de los cortos. 

  • Artículos cortos: 600 palabras, su lectura toma 3 minutos, asumiendo 200 palabras por minuto.
  • Artículos largos: 1000 palabras. Su lectura toma 5 minutos, también asumiendo 200 palabras por minuto.

Nielsen cree que la extensión desmedida de los textos puede ser contraproducente para nuestra web. Aunque el texto largo puede contener más información, conllevará mayor inversión de tiempo para leerlo. Los usuarios probablemente huirán de nuestra web a otro sitio donde los textos sean más cortos y más fáciles de leer. Qué pena, ¿no?

En ese mismo artículo, Nielsen afirma que "la gente prefiere leer artículos cortos". En sucesivas investigaciones continuó reforzando esta afirmación. Para ofrecer variedad según el tipo de lectores que tengamos, Nielsen sugiere mezclar textos cortos con textos largos.


Redactar para la web.



Mi experiencia redactando para la web


En mi corta experiencia redactando para la web he aprendido muchas cosas que me han servido para conseguir mis primeros trabajos de redacción. Mi primer acercamiento a este mundo fue con una página en donde el contenido a producir es de carácter cultural y está enfocado a personas de origen italiano o sus descendientes que en la actualidad residen en Corrientes, Argentina. En esta web puse en práctica mis conocimientos en SEO y WordPress. 

Después de animarme a escribir artículos, decidí lanzarme directamente a la carrera como redactora. Durante varios meses lo intenté, busqué trabajo por todos lados. Tenía muy pocos textos publicados pero fueron mi carta de presentación.

Fui muy constante, envié CV para puestos de redacción y también busqué clientes como redactora freelance en grupos de Facebook. Conseguí ambas cosas. Un trabajo como redactora para una web de Ciencia y Tecnología, y un cliente que solicitó mis servicios como redactora de contenidos para su blog.

El trabajo estable es remoto, muy flexible y posee muchas ventajas. La metodología de trabajo es interesante. El ambiente laboral también es ideal para trabajar tranquila. En cuanto a ofrecer mi servicio como redactora freelance, me gusta más que trabajar en relación de dependencia. El volumen de trabajo por el momento es poco, por lo que no es alternativa para vivir de ello. Por ahora es un buen ingreso extra.

Con respecto a la extensión, en todas estas web los textos no superan las 600 palabras. Esto me lleva a concluir que los sitios web con los que trabajo tienen muy en cuenta lo que significa ofrecer textos breves a un público que no tiene intenciones de gastar su tiempo en largas y tediosas producciones.


Entradas que pueden interesarte

Sin comentarios